Fortificaciones militares de la Línea Rupnik

La línea Rupnik es un sistema de fortificaciones construido por el Reino de Yugoslavia en la década de 1930 como una línea de defensa en la frontera con el Reino de Italia. Las fortificaciones ubicadas estratégicamente nunca fueron utilizadas para propósitos militares o de defensa. La construcción de las fortificaciones ofreció a los residentes una solución temporal para el desempleo y los problemas económicos que les afectaban debido a la ubicación de la frontera. Durante su construcción, los lugareños fueron empleados como obreros de la construcción, porteadores o transportistas de materiales. Una de las fortificaciones más importantes y mejor conservadas de la Línea Rupnik es la fortaleza subterránea en Goli vrh. En su interior es posible ver una exposición permanente de restos de la época de la construcción, mientras que en las amplias salas se celebran diversos actos a lo largo del año.

El ingreso a las fortificaciones sólo es posible si va acompañado de un guía.

Construcción de cientos de búnkeres

Con la firma del Tratado de Rapallo entre el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos y el Reino de Italia el 12 de noviembre de 1920, se definió la frontera entre ambos reinos. En 1938 comenzó la construcción de un sistema de fortificaciones militares a lo largo de la frontera, más tarde llamado Línea Rupnik. Lleva el nombre del general de origen esloveno Leon Rupnik, que era el Jefe de Estado Mayor responsable de fortificar las líneas de defensa.

Se construyeron varios centenares de búnkeres, entre ellos tres bloques de defensa subterráneos, denominados "Hlavče njive", "Hrastov grič" y "Goli vrh", que tenían una importancia estratégica en la defensa contra posibles invasiones de soldados italianos hacia Liubliana. Entre los grandes edificios había búnkeres antipersonas más pequeños construidos para dos a siete soldados. Se instaló alambre de púas entre los edificios, mientras que en el valle también se levantaron barreras antitanque. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, todas las operaciones en la línea de defensa se detuvieron inmediatamente y muchos de los edificios permanecieron intactos. La línea de defensa nunca experimentó grandes batallas y, por lo tanto, nunca sirvió a su propósito.

Construcción

Se estableció un equipo especial de construcción para la edificación de las fortificaciones; al principio estaba integrado principalmente por soldados de la reserva, pero más tarde, debido a la magnitud de las obras, también se incluyó a la población civil. Más de 60.000 soldados y civiles participaron en la construcción del sistema de defensa.

Visitas guiadas a las fortificaciones del Goli vrh

Las visitas guiadas se realizan todos los primeros sábados de cada mes, a partir de las 10 de la mañana frente a la fortaleza de Goli vrh. No se necesita reservar previamente. Es necesario tener lámpara frontal (de cabeza), ropa y calzado adecuados.

Las visitas guiadas cuestan 5 € por persona.

Reservas anticipadas de las visitas guiadas:

Zavod za turizem in kulturo Poljanska dolina
Poljanska cesta 87
4224 Gorenja vas

T: +386 (0)31 720 573
E: zavod@poljanskadolina.com
W: www.poljanskadolina.com

Enviar consulta